Preparto - Posparto

PRE – PARTO

Tratamos con el mismo cuidado la relajación física como anímica, con suaves maniobras drenantes evitamos la acumulación de líquidos en las piernas y aliviamos las molestias circulatorias. También se pone especial atención en las zonas más sobrecargadas de la espalda.
POS – PARTO

El objetivo es mejorar las molestias que puedan producir las malas posturas en la lactancia, favorecer la relajación y el sueño y conseguir que el cuerpo vuelva a ser el mismo de antes de una forma placentera, sin añadir estrés a la nueva situación.