Masajes con piedras calientes y frías

 “UNA TERAPIA PARA EL CUERPO Y EL ALMA”

Terapia que proporciona equilibrio energético sobre los centros enérgicos y vitales.  El masaje con piedras calientes y frías permite relajar el cuerpo a un nivel profundo, siendo una forma muy efectiva para crear armonía y permitir que la energía positiva fluya por todo el ser.
Las piedras transmiten al cuerpo calor y energía, revitalizando la piel, ayudando a la pérdida de peso y combatiendo dolores. Los beneficios son tanto internos como externos, pues cuando las piedras entran en contacto con ciertas terminaciones nerviosas, alivian el estrés.