Tratamiento de estrías

Las estrías son el resultado de la ruptura de las fibras elásticas de la piel. Cuando la piel se estira, las fibras con menor elasticidad se rompen, creando estas lesiones que, al principio son de color rosáceo, cambiando con el tiempo rojo violáceas para finalmente tomar un aspecto nacarado. Las estrías son, básicamente el reflejo de la separación de la piel. Aunque la piel al estirarse no duele, algunas veces, puede producir una sensación de ardor. Si bien, dependiendo de su estado, no se pueden borrar por completo, siguiendo un tratamiento adecuado mejoraremos ampliamente la calidad de la piel, reduciendo visiblemente el aspecto de la estría.